ASCURA
LA ENFERMEDAD:

LA CARA OCULTA DE LA ENFERMEDAD
Si excluimos las enfermedades genéticas y los accidentes, un tanto por ciento importante de las enfermedades se producen a partir de un acontecimiento inesperado de gran intensidad que es además vivido en soledad. A estos acontecimientos inesperados se les denomina "conflictos". La mayoría de estos conflictos están relacionados con el comportamiento animal en la naturaleza (dominio, territorio, ataque, huída, defensa...).
El contenido del conflicto bilógico desencadenado por este choque determina la localización de un foco de actividad que aparece en el cerebro y en la localización correspondiente de la enfermedad en el cuerpo.
un paciente que no haya resuelto su conflicto o trauma (pérdida inesperada de un ser querido, una separación traumática, un diagnóstico sin preparación previa, un miedo enorme, etc...) se encontrará con dos frases: conflicto activo y fase de solución (esta fase suele conllevar más riesgo).
Los microbios no causan las enfermedades sino que nuestro cuerpo los usa para optimizar la fase de curación.

A cada forma de conflicto le corresponde una enfermedad y un emplazamiento específico en el cerebro.
Copyright 2013 | Asociación Cultural Románica