ASCURA
ACEPTACIÓN:

(nadie puede amar si no se ama primero así mismo)
Nacemos sabiéndonos perfectos y merecedores de todo lo bueno.
Aprendemos en función de la actitud de los adultos que nos rodean.
Si hemos crecido con personas desdichadas, infelices, coléricas, miedosas o con sentimientos de culpa aprenderemos a vivir negativamente.
frases como : "soy un perfecto imbécil, piensa mal y acertarás, no te fíes ni de tu padre, me ponen del hígado... " nos limitan y dificultan nuestra propia aceptación.

NUNCA CRITIQUES

Una persona que critica suele ser criticada.
Lo que damos lo recibimos de vuelta. por lo general aquello que criticamos de los demás es justamente lo que no nos gusta de nosotros mismos. Cuando cesa la crítica, surge el respeto y la aceptación de uno mismo.

DESPÍDETE DEL MIEDO
Pocas personas felices sufren de migrañas, de dolor de espalda o de contracturas en los hombros o en el cuello. Cedemos el poder a los médicos, a las medicinas, a los diagnósticos y a las estadísticas, en lugar de confiar en el propio poder de existir. nosotros mismos somos quienes elegimos pensamientos negativos y paralizantes. de la misma manera podemos sustituir esos pensamientos por otros positivos o por imágenes que nos agraden. desprecia todo lo negativo. nunca menciones el mal ni para negarlo. elige decirte con fuerza:"me aprecio y recupero mi autoestima".

ELÓGIATE
La impaciencia es una resistencia a aprender. deseamos tener la respuesta sin darnos un tiempo para integrar la lección que nos quiere transmitir nuestra propia vida. elige los pensamientos que te sirven para ser amable y cariñoso, y si tienes paciencia, verás cómo crecen dentro de ti. es posible que a veces nos equivoquemos y cometamos errores. eso es bueno, la mejor forma de aprender es de nuestros propios errores. dite a ti mismo, de forma regular, que eres la mejor persona del mundo, que eres genial y cualquier otra cosa positiva que se te ocurra. elógiate por haber hecho lo mejor que pudiste en ese momento. sé constante en el autoelogio. con elogiarte un par de veces no es suficiente.

PERMÍTETE PEDIR AYUDA

nos hemos criado en la creencia de que debemos hacer las cosas solos y sin pedir ayuda, especialmente en los temas que tocan emociones, sentimientos, dudas, miedos y culpas. las cosas negativas que no sacamos fuera se pueden volver en nuestra contra. aprende a pedir ayuda.

CUIDA TU CUERPO Y MENTE

La aceptación y el respeto por nosotros mismos para necesariamente por el cuidado de nuestro cuerpo. Si no nos alimentamos de forma adecuada y no hacemos ejercicio, será muy difícil que nos sintamos bien. Los alimentos procesados y refinados son alimentos que deberíamos evitar en nuestra dieta. Del mismo modo, el cuerpo humano está diseñado para estar en movimiento y no para pasarse un montón de horas sentado en un sillón.
Dejemos de culparnos y sentirnos culpables por tener pensamientos negativos. Son experiencias de las que aprender, no experiencias que nos derriban. Visualicemos siempre resultados optimistas.

AMA TUS RASGOS NEGATIVOS

Todos hemos hecho elecciones negativas en algún momento de nuestras vidas. Si nos enfadamos o nos castigamos por ello lo único que hacemos es perpetuarnos en esa elección. Cuando identificamos una pauta negativa podemos preguntarnos:¿ qué beneficio saco de esta experiencia? , ¿qué hay de positivo en ella?

HAZ AFIRMACIONES POSITIVAS

Las afirmaciones positivas dichas con fuerza tienen resultados muy beneficiosos. Nuestras creencias crean nuestras experiencias. Las afirmaciones positivas son formas de reprogramar bien nuestro ordenador cerebral.

ACÉPTATE YA EN ESTE PRECISO INSTANTE

No esperes a haber arreglado las cosas o a que los demás cambien para aceptarte y respetarte tal y como eres. El momento de poder está siempre en el presente, ahora.
A partir del momento en que nosotros nos queremos a nosotros mismos, atraemos a personas que también se quieren y nos quieren.
El objetivo es conseguir el amor incondicional y para lograrlo hemos de empezar por amarnos y aceptarnos a nosotros mismos.
No estamos aquí para contentar a los demás ni para vivir conforme a sus directrices. Solo podemos vivir a nuestra manera y caminar nuestra propia senda.

Cuando abandonemos este planeta, sólo nos podremos llevar nuestra capacidad de amar.
Copyright 2013 | Asociación Cultural Románica